TRAS UN PERIODISMO QUE AÚN NO EXISTE, EL DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

periodismo

 

Dar a conocer los avances tecnológicos y el trabajo de los investigadores a través de un medio de comunicación supone grandes retos. El más representativo de ellos es el distanciamiento existente entre científicos y periodistas, el cual se deriva de la naturaleza del trabajo que desempeñan.

Por ejemplo, no suelen coincidir en su criterio sobre qué es noticia; hay discrepancia en las formas adecuadas de comunicación y la utilización del lenguaje; el hombre de ciencia verifica todo sin preocuparse por el tiempo; en tanto el periodista trabaja contrarreloj y condensa en media plana los resultados de una investigación de 20 años causa cierta tensión al científico.

Tales temáticas, entre otras, se expusieron y analizaron en el Primer Seminario Iberoamericano de Periodismo Científico, organizado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y efectuado del 16 al 19 de octubre en la ciudad de Mérida, Yucatán.

El evento reunió a 150 periodistas científicos, divulgadores de ciencia y estudiantes, quienes compartieron experiencias e intercambiaron puntos de vista acerca de las condiciones actuales de la actividad; amén de analizar los desafíos que enfrenta en la actualidad a fin de acercar el conocimiento a la población. Se contó con las ponencias de expertos de México, Argentina, Brasil, España, Estados Unidos, Inglaterra y Venezuela.

Durante las conferencias y mesas de análisis, periodistas, divulgadores, editores y académicos coincidieron que si bien existen avances, todavía es ineludible una mayor especialización periodística para abordar los temas científicos en México y Latinoamérica.

Asimismo, indicaron, se requiere que tanto investigadores como las oficinas que enlazan a ambos establezcan mejores canales de comunicación y conocimiento de las necesidades de los reporteros y las empresas periodísticas.

Por otra parte, los participantes también convinieron en que el público sí está interesado en la ciencia, la tecnología y la innovación; no obstante, se ha observado un problema en la forma de comunicarla, especialmente, porque no se acaba de estrechar la relación periodista-científico.

En su oportunidad, Alicia Ivanissevich, editora de la revista Ciencia Hoje de Río de Janeiro, Brasil, comentó que para revertir este problema es necesario que periodistas y científicos trabajen de manera conjunta para promover una cultura científica, tecnológica y de innovación en los medios masivos, con el único propósito de reducir la brecha que separa al mundo de la gente común con los grandes investigadores.

El seminario, expuso, fue una excelente oportunidad para conocer los avances y logros que han tenido los periodistas y evaluar lo que realmente puede conseguirse si el esfuerzo se lleva a cabo.

Al respecto, el doctor Enrique Cabrera Mendoza, director general Conacyt, durante la inauguración del seminario afirmó en un mensaje grabado que “periodismo y ciencia tienen más elementos en común de los que podríamos suponer, pues la segunda genera permanentemente conocimiento en todos los ámbitos, por lo tanto es noticia, materia prima de la labor periodística”.

En este contexto, destacó la conferencia magistral “Actividades cotidianas en un centro público de investigación en México”, dictada por el doctor Jesús González Hernández, director general del Centro de Investigación en Materiales Avanzados (Cimav), donde resaltó que se resumen en cuatro grupos, como formación de talento, generación de conocimiento, aplicación de éste y servicios tecnológicos. Evidentemente, estas actividades son de interés periodístico.

Fred Guterl, director adjunto de la revista Scientific American, fundada desde hace 150 años, citó al premio Nobel de Química en 1996, Harold Kroto, para resaltar que “la ciencia es la única forma que tenemos de saber algo con certeza, y que el papel primordial de los periodistas científicos es extender y democratizar ese conocimiento a toda la sociedad”.

Los retos de la actividad

Respecto a los desafíos que representa la divulgación de la ciencia, los expertos coincidieron en que la escasez de cursos especializados en periodismo científico dentro de las instituciones de educación superior de América Latina, aunado a la marginalidad con que llegan a tratar los temas, son una constante que enfrentan muchos profesionales de la comunicación.

“Divulgar el conocimiento científico es un reto muy complicado, pero por eso mismo es estimulante”, afirmó al respecto Fred Guterl. Además, agregó: “Siempre supe que no me haría multimillonario con este trabajo, pero lo hice porque amo una profesión que me permite contribuir a que la sociedad comprenda mejor el mundo”.

En cuanto a la formación del periodista de ciencia, ponentes como Acianela Montes de Oca, de la Universidad Católica Andrés Bello, Venezuela; Eduardo Quijano, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, ITESO y Jorge Hernández, del Centro de Investigación y Docencia Económicas, afirmaron que es indispensable una alfabetización científica que les permita analizar con rigor los métodos y los temas que van a desarrollar en sus medios.

Jesús Mendoza Álvarez, subdirector de Radio y Televisión del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), argumentó que el periodista, como cualquier otro profesional, requiere de una capacitación permanente debido a que también es una labor que está en constante evolución.

“El periodista mexicano necesita actualizarse de manera continua para poder evolucionar, igual que quienes hacen periodismo científico en otros países similares a México y en naciones más desarrolladas”, apuntó el funcionario del Conacyt.

Acianela Montes de Oca, externó que en la comunidad científica todavía no son proclives a divulgar las investigaciones a un público que vaya más allá de sus colegas, por lo que hace falta mayor conciencia para abrirse camino y darlas a conocer en otros sectores de la población.

Y, aunque suene contradictorio, directores de diferentes medios con gran audiencia han destacado en sus discursos la importancia de la difusión científica y han reconocido que en Latinoamérica hay investigaciones relevantes; sin embargo, al momento de aceptar una historia prefieren publicar temas cotidianos como la política.

Una de las periodistas que causó gran impresión entre los asistentes al seminario fue Pam Belluck, escritora de ciencia y salud de The New York Times, y que además ha sido reconocida por tratar temas complejos o controversiales como la cirugía fetal.

La periodista estadunidense exhortó a divulgadores, periodistas y estudiantes de comunicación a buscar en cada historia las implicaciones sociales, políticas y humanas en materia de ciencia, puesto que eso hará de la historia algo atractivo para el público lector.

Luego de cuatro días de trabajo y el intercambio de experiencias, los expertos en el tema afirmaron que el periodismo científico en Latinoamérica está en una etapa avanzada de profesionalización; es decir, tiene una identidad propia dentro de un contexto social, que es el de la divulgación. Con esa ideología, los periodistas saben que deben mejorar y dialogar con un sentido propositivo para encontrar diversas opiniones y, a su vez, mirar las debilidades de la comunidad científica a fin de crecer.

Adriana Estrada y Karina Galarza Vásquez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s