REVELAN QUE EL CEREBRO TARDA 180 MILISEGUNDOS EN TOMAR UNA DECISIÓN

 

El tiempo que toma el encéfalo para tomar una decisión son 180 milisegundos, el cual es óptimo para percibir de forma consciente cualquier modalidad sensorial que esté ocurriendo y ejectutar una acción. No obstante, si el órgano carece del tiempo suficiente para hacer este procesamiento puede oresentarse un accidente e incluso el asesinato de una persona.

Este hecho hace que no haya asesinos culpables porque no actúan conscientemente, así lo aseguró el doctor Ranulfo Romo Trujillo, investigador del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM. El experto ha dado a conocer, con base en experimentos que ha realizado, que las neuronas dopaminérgicas o neuronas de la percepción son fundamentales para la toma de decisiones.

Empero, aseguró que a pesar de los estudios realizados aún se está un lejos de descifrar la experiencia subjetiva en las neuronas. “Si bien tenemos acceso a la maquinaria biológica, a los procesos que están ocurriendo y los estamos decodificando con mucha precisión y estamos encontrando el código neural no solamente de cómo se codifica la información sensorial, cómo se guarda en memoria y cómo se usa para tomar una decisión y cómo otros circuitos le dan valor a la información, estamos todavía lejos de responder una de las preguntas fundamentales y esencial: ¿Cómo se da en la actividad de las neuronas la experiencia subjetiva?”, agregó.

Después de trabajar con primates en la relación directa que hay entre la actividad neuronal con las funciones cognitivas, a través de un sistema somotosensorial que consiste en dar pequeños toques en las manos de los simios bajo control de algoritmos computacionales que activan sensores cutaneos, se pudo apreciar que estas neuronas pueden generar falsas alarmas, ya que se encienden ante la incertidumbre del animal por saber si detecta o no algún toque. Como en el experimento, las falsas alarmas ocurren en la vida diaria provocando que se tomen decisiones equivocadas.

“Las neuronas se encienden siempre cuando el animal cree que sintió un estímulo que predispone a reportar algo que muchas veces no está ocurriendo en el medio externo, lo que indica que todos nuestros actos perceptuales no son más que una hipótesis que genera el cerebro acerca de la realidad y que los canales sensoriales sirven para corroborar o descartar esta hipótesis”, detalló.

Ante estos experimentos, Romo Trujillo afirmó que en no menos de 10 años las carreras de medicina deberán tener la materia de neuroprótesis porque actualmente ya se puede leer la actividad de las neuronas pero también es posible lograr que las neuronas generen una función. Aseguró que la materia se transforma en imaginación y “somos grupos de neuronas organizadas, conectadas entre sí en nuestro cerebro y que en su actividad temporal generan todos estos procesos que creemos que son realidad”.

“Una persona que no tiene entrenada la fuerza de voluntad tiene tiempos más cortos para tomar una decisión mientras que una persona entrenada puede ampliar mucho más el tiempo por lo que se tiene que educar a los jóvenes en sus circuitos cerebrales”, concluyó.

Fuente: Campus México

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s