ADOLESCENTE DESARROLLA TEST PARA DIAGNOSTICAR CÁNCER

Se llama Jack Andraka, es un científico de Maryland, Estados Unidos y ha logrado desarrollar un sencillo método para identificar el cáncer de páncreas, pulmón y ovarios. Si bien el test ha demostrado ser rápido, efectivo y confiable, lo más llamativo es que su creador tiene sólo 15 años.

¿Cómo lo logró? El joven explica que utilizó anticuerpos de mesotelina, proteína que se encuentra en abundancia en los tejidos de los órganos antes citados y que han sido dañados por el cáncer, con nanotubos de carbono y tiras recubiertas de papel ordinario. Como resultado se obtuvo una tira parecida a las que se usan en los monitores de glucosa. Ahora el chico planea abrir su propia empresa para comercializarlo.

Andraka afirma que descubrió su vocación científica desde muy temprana edad y se interesó especialmente por el cáncer de páncreas después del fallecimiento de un amigo de la familia por tal enfermedad. Al investigar sobre el tema, encontró que cada día cien personas mueren por tumores malignos en dicho órgano y que para disminuir la cifra es fundamental la detección precoz.

El desarrollo

Jack Andraka refiere que la gente se da cuenta de que algunos de sus inventos son “una gran idea”, por lo que no se siente menospreciado por su edad. Reconoce que en ocasiones es prejuzgado por tener 15 años, pero que no es nada que no se pueda solucionar con una buena conversación. “Esa es la razón por la que internet es genial, la gente no puede saber tu raza o cuántos años tienes y ahí encuentro un gran intercambio de información”, explica.

Respecto a su test de detección de cáncer, explica que la idea de la que germinó su test de detección de cáncer nació “uniendo varios puntos” y, como muchas veces ocurre en la ciencia, por casualidad.

Jack sentía mucha curiosidad por los nanotubos de carbono, y un día, en clase de biología, leía un artículo sobre ellos mientras su profesora hablaba de los anticuerpos. Fue entonces cuando relacionó ambos conceptos, para preguntarse qué pasaría “si se juntan nanotubos de carbono impregnados con un anticuerpo contra una proteína infectada por cáncer de páncreas”. Después de eso, horas y horas de lectura, aprendizaje, planificación y experimentos, Andraka creó su test.

Sin embargo, el camino no fue fácil. En un principio se puso en contacto con especialistas que investigaban sobre el cáncer de páncreas, y uno tras otro se negaron a suministrarle instalaciones y material para poner a prueba su proyecto. Aunque hubo un experto que “se tomó el tiempo necesario para señalar punto por punto por qué el proyecto no era viable”, lo cual le fue de gran utilidad.

Finalmente, tras 199 negativas, el doctor Maintra de la escuela de medicina Johns Hopkins accedió a reunirse con Andraka. Aunque afirma que se sentía realmente preparado, y que llevaba hasta un presupuesto con los números de catálogo y el precio de los materiales necesarios para su experimento, estaba muy nervioso. Maintra le dijo que aquello era como leer una solicitud de subvención, y le cedieron un laboratorio para su investigación.

Andraka ya se encuentra trabajando en su siguiente proyecto, aunque los profesores e investigadores universitarios continúan rechazando sus propuestas, eso no disminuye su ánimo, ya que incluso a los grandes investigadores no siempre se les aceptan todos sus planteamientos.

Actualmente, se ha puesto en contacto con la Royal Society of Medicine londinense y algunas compañías de biotecnología para comercializar su test, y crear su primera empresa.

Fuente: Intereconomía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s