DISEÑA UNAM NANOMEDICAMENTO PARA TRATAR SINGULAR TIPO DE LEUCEMIA

nanofarmaco

Aunque la leucemia linfocítica aguda es un padecimiento poco frecuente en México y, por lo tanto, no existen estadísticas actuales de los casos que se registran cada año, se trata de un tipo de cáncer en la sangre que afecta a 4-5 niños de entre dos y cuatro años por cada 100 mil, y tiene otro pico de aparición después de los 50, con mayor frecuencia en el sexo masculino.

“En México no contamos con un registro eficiente de los nuevos casos, el último data de 2003; además, la problemática es mayor porque hasta el momento los tratamientos disponibles, como la asparaginasa, causan cierto grado de toxicidad en el organismo y, en consecuencia, efectos secundarios, ya que las dosis llegan en forma directa al torrente sanguíneo”, refiere el doctor Rubén Darío Cadena Nava, investigador del Centro de Nanociencias y Nanotecnología (CNyN) de la UNAM en Ensenada, Baja California.

Por ello, el investigador unió sus conocimientos en Nanotecnología y virus de plantas con el doctor Alejandro Huerta, también adscrito al CNyN, quien trabaja desde hace tiempo con la enzima asparaginasa, a fin de fusionar ambas vertientes y crear un nanomedicamento. El vehículo de la sustancia activa será una cápsula derivada de un virus de planta para evitar que el medicamento resulte tóxico para el organismo. En este proyecto también colaboran los doctores Rafael Vázquez Duhalt y Sergio Águila.

Prometedor nanofármaco
De acuerdo con el doctor Cadena Nava, en la leucemia linfocítica aguda se presenta una proliferación excesiva de células linfoides inmaduras. En condiciones normales, ese tipo de estructuras maduran a glóbulos rojos y blancos, y se generan en niveles moderados. “Pero cuando se desarrolla la enfermedad, se manifiesta una reproducción descontrolada de células linfoides inmaduras que invaden la médula ósea bloqueando el proceso de formación, desarrollo y maduración de los elementos de la sangre”.

Estás células linfoides inmaduras son incapaces de producir asparagina, que es un tipo de aminoácido cuya labor es esencial para el correcto funcionamiento celular. Sin embargo, las células normales sí lo generan, por lo que las cancerosas toman el que se encuentra en el torrente sanguíneo. De ahí surgió la idea de usar la asparaginasa, enzima que elimina la asparagina, lo que mata las células malignas, comenta el investigador.

“Entre los tratamientos para combatir la leucemia linfocítica aguda, se encuentra la asparaginasa recubierta con un polímero (polietilenglicol) para disminuir su toxicidad. No obstante, su tiempo de vida se reduce al máximo de 4.5 días debido a la inestabilidad del complejo, provocando efectos secundarios en el paciente”, explica.

Por dicha razón, agrega, consideramos usar la cápside del virus del moteado clorótico del caupí (CCMV, por sus siglas en inglés), que sólo afecta especies vegetales y es una estructura con forma de un balón de futbol con un tamaño de 28 nanómetros (un nanómetro equivale a la mil millonésima parte de un metro). Se le retira todo su material genético e introduce la asparaginasa, por lo que ésta queda protegida de la degradación.

Explica que la cápside viral puede diseñarse de tal manera que es posible proveerla de 60 poros de dos nanómetros, por donde puede introducirse la asparagina que circula en la sangre. Una vez que tiene contacto con la enzima asparaginasa es transformada en amonio y ácido aspártico (tipo de aminoácido), de esta manera las células cancerosas se quedan sin este alimento y mueren.

“He estudiado al virus vegetal CCMV desde 2004 y no es tóxico para el organismo humano. Asimismo, hay diversos estudios nacionales e internacionales que demuestran que las cápsides virales derivadas de plantas son aptas para usarse como vehículos de medicamentos y vacunas”, apunta.

Hasta el momento, el equipo científico del doctor Cadena Nava, se encuentran diseñando y realizando los primeros experimentos con los reactivos; posteriormente, producirán las partículas para probarlas en células y esperan el próximo año ya puedan aplicarlas en un modelo animal.

Karina Galarza Vásquez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s